us.abravanelhall.net
Nuevas recetas

Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado

Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Y pensaste que era atún ...

El salmón salvaje generalmente tiene un precio más alto que el salmón criado en granjas, lo que lo convierte en un candidato obvio para un etiquetado incorrecto.

Las pautas dietéticas de EE. UU. Recomiendan comer 8 onzas de mariscos (dos comidas de mariscos) por semana porque el pescado y los mariscos, además de ser generalmente bajos en calorías, poseen acidos grasos esenciales crucial para el funcionamiento cognitivo, la salud cardiovascular y el apoyo del sistema inmunológico. Ya sea porque mucha gente sigue estas pautas o simplemente porque nos gusta comer pescado, Estados Unidos es el segundo país más grande consumidor de mariscos en el mundo. Para mantenerse al día con la demanda masiva, Debe importar el 90 por ciento de nuestros productos del mar del exterior..

Un estudio completo de Oceana, una organización sin fines de lucro líder en la preservación de los océanos y una autoridad en productos del mar, descubrió que el etiquetado incorrecto de pescados y mariscos es rampante en los mercados de EE. UU.

Haga clic aquí para ver la presentación de diapositivas del pez impostor: los 7 peces con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado

Para realizar su estudio, Oceana recogió más de 1.200 muestras de 674 puntos de venta en 21 estados durante un período de dos años desde 2010 a 2012 y probaron su ADN. Descubrieron que de los lugares donde se obtenía el pescado, el 74 por ciento de lugares de sushi, 38 por ciento de restaurantesy el 18 por ciento de las tiendas de comestibles vendían productos del mar mal etiquetados. Sin embargo, dado que las muestras se recolectaron solo del destino final del marisco, es difícil saber en qué punto de la cadena de suministro se introdujo el etiquetado incorrecto y si fue intencionalmente fraudulento o no.

Cualquiera que sea su origen o intención, el etiquetado incorrecto perjudica la integridad de la industria pesquera. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, de los restaurantes de sushi encuestados, todos vendieron algún tipo de pescado mal etiquetado. Etiquetar mal el pescado no solo es un perjuicio para el consumidor, y posiblemente un fraude absoluto, sino que también es un peligro para la salud. Una tienda de comestibles en particular comercializaba blanquillo, que la FDA identificó con un alto contenido de mercurio, como fletán y pargo rojo.

Dado que las agencias federales como la FDA no pueden monitorear todos los aspectos del sistema alimentario de los EE. UU., Los consumidores deben saber qué variedades de pescado se etiquetan erróneamente con mayor frecuencia y, especialmente en esos casos, prestar especial atención a su origen.

Haga clic aquí para ver los siete tipos de pescado que se etiquetan incorrectamente con mayor frecuencia.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Mirando una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico de extinción.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha tenido en cuenta el etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Estaban relacionados con el etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, estaba pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando por una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero están diciendo que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Mirando una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha estado pendiente del etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Estaban relacionados con el etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, estaba pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando por una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero están diciendo que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Al mirar una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico de extinción.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha estado pendiente del etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Estaban relacionados con el etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, estaba pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando por una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero están diciendo que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Mirando una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico de extinción.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha tenido en cuenta el etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Estaban relacionados con el etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", le dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, estaba pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando para una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero dicen que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Al mirar una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico de extinción.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha estado pendiente del etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Se relacionaron con etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", le dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, está pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando por una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero dicen que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Mirando una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha estado pendiente del etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Estaban relacionados con el etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, está pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando para una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero dicen que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Los informes encontraron que los peces sierra de dientes grandes, en peligro crítico de extinción, a veces se hacen pasar por tiburones en algunos mercados de pescado. (J. Patrick Fischer a través de Wikimedia Commons / AP Photo / Robert F. Bukaty)

Asignar a Google Classroom

Mirando una variedad de filetes de pescado en un mercado local, es fácil ver cómo podría mezclarlos accidentalmente. Por ejemplo, puede ser difícil distinguir entre el bagre y el bacalao.

Sin embargo, una organización de vigilancia de la industria pesquera ha elaborado un informe reciente. El informe sugiere que una gran cantidad de confusión en la identificación de peces no es accidental. El grupo ha descubierto pruebas de fraude. Dice que el fraude está en casi todos los pasos de la cadena de suministro. Estas acciones podrían estar poniendo en riesgo especies en peligro crítico de extinción.

Durante años, el grupo conservacionista Oceana ha estado pendiente del etiquetado incorrecto en la industria pesquera. En el informe publicado a principios de septiembre, el grupo examinó más de 200 estudios, artículos de noticias y documentos gubernamentales. Estaban relacionados con el etiquetado incorrecto en la cadena de suministro. Así es como el pescado pasa del muelle a los platos. El grupo descubrió que un promedio de uno de cada cinco peces fue etiquetado incorrectamente intencionalmente en algún momento del proceso. Esto es según un informe de Nicholas St. Fleur. Está en The New York Times.

"Es probable que el consumidor medio haya comido pescado mal etiquetado", dijo Beth Lowell a St. Fleur. Ella es la directora senior de campaña de Oceana. Ella también es autora del informe. & quot; Te están estafando. Mientras disfrutaba de su comida, está pagando un precio alto por un pescado bajo. & Quot;

En la mayoría de los casos, Oceana descubrió que el pescado de piscifactoría barato, como el bagre asiático, sustituía al pescado más caro. Entre ellos se incluyen la perca y el mero. Sin embargo, el estudio también sugiere que, en algunos casos, los peces en peligro crítico se hacen pasar como alimento. Esto fue informado por Jani Actman para National Geographic. Por ejemplo, el grupo descubrió que el pez sierra de dientes grandes, una especie de raya, se vende con frecuencia como tiburón en los mercados brasileños. Y el ciervo moteado a menudo se etiqueta erróneamente como mero en los Estados Unidos. El informe incluso encontró un incidente en un restaurante de sushi de California que vendía carne de ballenas sei en peligro de extinción. Se llamaba atún graso.

"Ese producto de mar en peligro de extinción es un individuo menos de esa población que está luchando", le dice a Actman la científica principal de Oceana y autora del estudio, Kimberly Warner.

Esto no significa que los pescadores estén necesariamente apuntando a especies en peligro de extinción. Por ejemplo, los peces podrían terminar en las redes de pesca como captura incidental. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo debería regularse la industria pesquera. Oceana ahora está pidiendo a la administración Obama que amplíe las reglas propuestas, requiriendo una mejor trazabilidad del pescado capturado en las fronteras. También están pidiendo que los restaurantes y supermercados de mariscos exijan más responsabilidad a sus proveedores. Esto es según Ben DiPietro, que informa para el Wall Street Journal.

Pero los hallazgos no tienen a todos en la industria pesquera convencidos de que una mayor regulación es la respuesta.

"Si estuvieran presionando para una mayor aplicación de la ley, estaríamos al unísono", le dice a Actman Gavin Gibbons, portavoz del grupo comercial líder en la industria pesquera, el Instituto Nacional de Pesca. "Pero dicen que los conductores tienen una señal de alto". Y no tiene sentido poner otra señal de alto. Están pidiendo más burocracia ''.

Gibbons dice que el informe de Oceana es engañoso. Sostiene que solo analizaron los estudios que se centraron en peces que con frecuencia están mal etiquetados. Lowell, sin embargo, dice que el informe tomó en cuenta más de 25.000 muestras de peces de todo el mundo.

"Este informe revela que es un problema global y que no va a desaparecer por sí solo", le dice Lowell a St. Fleur.

El gobierno de los Estados Unidos está listo para emitir nuevas reglas con respecto a las regulaciones de pesca para fin de año.


Pez impostor: los 7 pescados con etiquetas erróneas más frecuentes en el mercado - Recetas

Reports found that critically endangered largetooth sawfish are sometimes passed off as shark in some fish markets. (J. Patrick Fischer via Wikimedia Commons/AP Photo/Robert F. Bukaty)

Assign to Google Classroom

Looking at an array of fish fillets in a local market, it's easy to see how you could accidently mix them up. For instance, it can be hard to tell the difference between catfish and cod.

A recent report, however, has been produced by a seafood industry watchdog organization. The report suggests that a slew of fish identification mix-ups is not accidental. The group has unearthed evidence of fraud. It says fraud is at almost every step of the supply chain. These actions could be putting critically endangered species at risk.

For years, the conservation group Oceana has had its eye on mislabeling in the seafood industry. In the report released in early September, the group examined over 200 studies, news articles and government documents. They were related to mislabeling in the supply chain. This is how fish go from the dock to dinner plates. The group found that an average of one in five fish was intentionally mislabeled at some point in the process. This is according to a report by Nicholas St. Fleur. He is with The New York Times.

"It is likely that the average consumer has eaten mislabeled fish for sure," Beth Lowell said to St. Fleur. She is Oceana's senior campaign director. She also is an author on the report. "You're getting ripped off. While you enjoyed your meal, you're paying a high price for a low fish."

In most cases, Oceana found that cheap, farmed fish, like Asian catfish, were substituted for more expensive fish. Those include perch and grouper. However, the study also suggests that in some cases, critically endangered fish are passed off as food. This was reported by Jani Actman for National Geographic. For example, the group found that the largetooth sawfish, a species of ray, is frequently sold as shark in Brazilian markets. And speckled hind is often mislabeled as grouper in the United States. The report even found one incident of a California sushi restaurant selling meat from endangered sei whales. It was called fatty tuna.

"That endangered seafood item is one fewer individual from that population that is struggling," Oceana senior scientist and study author Kimberly Warner tells Actman.

This doesn't mean that fishermen are necessarily targeting endangered species. For instance, the fish could end up in fishing nets as bycatch. It does, however, raise questions about how the seafood industry should be regulated. Oceana is now calling for the Obama administration to expand proposed rules, requiring better traceability for caught fish at borders. They also are calling for seafood restaurants and supermarkets to demand more accountability from their suppliers. This is according to Ben DiPietro, reporting for the Wall Street Journal.

But the findings don't have everyone in the seafood industry convinced that more regulation is the answer.

"If they were lobbying for more enforcement, we would be in lockstep," Gavin Gibbons, a spokesperson for leading seafood industry trade group the National Fisheries Institute, tells Actman. "But they're saying drivers are running a stop sign. And it doesn't make sense to put up another stop sign. They're asking for more bureaucracy."

Gibbons says that Oceana's report is misleading. He argues that they only looked at studies that focused on fish that are frequently mislabeled. Lowell, however, says that the report took more than 25,000 fish samples from around the world into account.

"This report reveals that it's a global problem and it's not going to go away on its own," Lowell tells St. Fleur.

The United States government is set to issue new rules regarding fishing regulations by the end of the year.


Imposter Fish: The 7 Most Often Mislabeled Fish at the Market - Recipes

Reports found that critically endangered largetooth sawfish are sometimes passed off as shark in some fish markets. (J. Patrick Fischer via Wikimedia Commons/AP Photo/Robert F. Bukaty)

Assign to Google Classroom

Looking at an array of fish fillets in a local market, it's easy to see how you could accidently mix them up. For instance, it can be hard to tell the difference between catfish and cod.

A recent report, however, has been produced by a seafood industry watchdog organization. The report suggests that a slew of fish identification mix-ups is not accidental. The group has unearthed evidence of fraud. It says fraud is at almost every step of the supply chain. These actions could be putting critically endangered species at risk.

For years, the conservation group Oceana has had its eye on mislabeling in the seafood industry. In the report released in early September, the group examined over 200 studies, news articles and government documents. They were related to mislabeling in the supply chain. This is how fish go from the dock to dinner plates. The group found that an average of one in five fish was intentionally mislabeled at some point in the process. This is according to a report by Nicholas St. Fleur. He is with The New York Times.

"It is likely that the average consumer has eaten mislabeled fish for sure," Beth Lowell said to St. Fleur. She is Oceana's senior campaign director. She also is an author on the report. "You're getting ripped off. While you enjoyed your meal, you're paying a high price for a low fish."

In most cases, Oceana found that cheap, farmed fish, like Asian catfish, were substituted for more expensive fish. Those include perch and grouper. However, the study also suggests that in some cases, critically endangered fish are passed off as food. This was reported by Jani Actman for National Geographic. For example, the group found that the largetooth sawfish, a species of ray, is frequently sold as shark in Brazilian markets. And speckled hind is often mislabeled as grouper in the United States. The report even found one incident of a California sushi restaurant selling meat from endangered sei whales. It was called fatty tuna.

"That endangered seafood item is one fewer individual from that population that is struggling," Oceana senior scientist and study author Kimberly Warner tells Actman.

This doesn't mean that fishermen are necessarily targeting endangered species. For instance, the fish could end up in fishing nets as bycatch. It does, however, raise questions about how the seafood industry should be regulated. Oceana is now calling for the Obama administration to expand proposed rules, requiring better traceability for caught fish at borders. They also are calling for seafood restaurants and supermarkets to demand more accountability from their suppliers. This is according to Ben DiPietro, reporting for the Wall Street Journal.

But the findings don't have everyone in the seafood industry convinced that more regulation is the answer.

"If they were lobbying for more enforcement, we would be in lockstep," Gavin Gibbons, a spokesperson for leading seafood industry trade group the National Fisheries Institute, tells Actman. "But they're saying drivers are running a stop sign. And it doesn't make sense to put up another stop sign. They're asking for more bureaucracy."

Gibbons says that Oceana's report is misleading. He argues that they only looked at studies that focused on fish that are frequently mislabeled. Lowell, however, says that the report took more than 25,000 fish samples from around the world into account.

"This report reveals that it's a global problem and it's not going to go away on its own," Lowell tells St. Fleur.

The United States government is set to issue new rules regarding fishing regulations by the end of the year.


Imposter Fish: The 7 Most Often Mislabeled Fish at the Market - Recipes

Reports found that critically endangered largetooth sawfish are sometimes passed off as shark in some fish markets. (J. Patrick Fischer via Wikimedia Commons/AP Photo/Robert F. Bukaty)

Assign to Google Classroom

Looking at an array of fish fillets in a local market, it's easy to see how you could accidently mix them up. For instance, it can be hard to tell the difference between catfish and cod.

A recent report, however, has been produced by a seafood industry watchdog organization. The report suggests that a slew of fish identification mix-ups is not accidental. The group has unearthed evidence of fraud. It says fraud is at almost every step of the supply chain. These actions could be putting critically endangered species at risk.

For years, the conservation group Oceana has had its eye on mislabeling in the seafood industry. In the report released in early September, the group examined over 200 studies, news articles and government documents. They were related to mislabeling in the supply chain. This is how fish go from the dock to dinner plates. The group found that an average of one in five fish was intentionally mislabeled at some point in the process. This is according to a report by Nicholas St. Fleur. He is with The New York Times.

"It is likely that the average consumer has eaten mislabeled fish for sure," Beth Lowell said to St. Fleur. She is Oceana's senior campaign director. She also is an author on the report. "You're getting ripped off. While you enjoyed your meal, you're paying a high price for a low fish."

In most cases, Oceana found that cheap, farmed fish, like Asian catfish, were substituted for more expensive fish. Those include perch and grouper. However, the study also suggests that in some cases, critically endangered fish are passed off as food. This was reported by Jani Actman for National Geographic. For example, the group found that the largetooth sawfish, a species of ray, is frequently sold as shark in Brazilian markets. And speckled hind is often mislabeled as grouper in the United States. The report even found one incident of a California sushi restaurant selling meat from endangered sei whales. It was called fatty tuna.

"That endangered seafood item is one fewer individual from that population that is struggling," Oceana senior scientist and study author Kimberly Warner tells Actman.

This doesn't mean that fishermen are necessarily targeting endangered species. For instance, the fish could end up in fishing nets as bycatch. It does, however, raise questions about how the seafood industry should be regulated. Oceana is now calling for the Obama administration to expand proposed rules, requiring better traceability for caught fish at borders. They also are calling for seafood restaurants and supermarkets to demand more accountability from their suppliers. This is according to Ben DiPietro, reporting for the Wall Street Journal.

But the findings don't have everyone in the seafood industry convinced that more regulation is the answer.

"If they were lobbying for more enforcement, we would be in lockstep," Gavin Gibbons, a spokesperson for leading seafood industry trade group the National Fisheries Institute, tells Actman. "But they're saying drivers are running a stop sign. And it doesn't make sense to put up another stop sign. They're asking for more bureaucracy."

Gibbons says that Oceana's report is misleading. He argues that they only looked at studies that focused on fish that are frequently mislabeled. Lowell, however, says that the report took more than 25,000 fish samples from around the world into account.

"This report reveals that it's a global problem and it's not going to go away on its own," Lowell tells St. Fleur.

The United States government is set to issue new rules regarding fishing regulations by the end of the year.


Ver el vídeo: SIGNIFICADOS DE SOÑAR CON PESCADOS O PECES